Paramahamsa Hariharananda, conocido afectuosamente como Baba (“padre”en Sánscrito) para sus discípulos, fue ampliamente reconocido como un Kriya Yogui realizado en Dios en la línea de Babaji Maharaj, Shri Shyamacharan Lahiri Mahasaya, Swami Shriyukteshwar Giri y Paramahamsa Yogananda.

Pero quién fue Baba? Un misterio divino, una fuente de belleza y dicha absoluta. Como Baba mismo dijo una vez: “Si alguien intentara saber quién es Baba, se enloquecería”…

Nadia, la tierra de los Sabios

Robindranath Bhattacharya nació en la aldea de Habibpur, en las orillas del río Ganges, en el distrito de Nadia, Bengala occidental, a 65 km. de Kolkata. Nadia es considerado un lugar sagrado ya que muchos santos y sabios nacieron allí,

entre otros:

 Shri Krittibas Ojha (1382-1461).

Uno de los pioneros de la poesía épica bengalí y el primero en haber traducido varias escrituras sagradas tales como el Mahabarata y elRamayana.

Shri Chaitanya Mahaprabhu

(1485-1533)

Considerado como una reencarnación de Shri Krishna, fue vital en reavivar el movimiento devocional (bhakti) en la India.

Shyamacharan Lahiri Mahasaya

(1828-1895)

Padre del Kriya Yoga moderno y único discípulo directo que se conoce de Babaji Maharaj.

Shrimat Bhupendranath Sanyal

(1877-1962)

El discípulo más joven de Lahiri Mahasaya, y amigo cercano de Rabindranath Tagore.

Paramahamsa Hariharananda

Shri Sitaram Das Omkarnath

Un reconocido santo Vaishnava de Benares y primo de Baba Hariharananda.

Foto: Los dos queridos primos y maestros juntos.

Primeros Estudios

Sri Haripada Bhattacharya

Robindranath Bhattacharya nació en Habibpur el 27 de mayo de 1907. Fue el décimo hijo deSri Haripada Bhattacharya, un respetado sacerdote, astrólogo y sanador, quien había adivinado el destino especial de su décimo hijo y solía llamarlo cariñosamente “Sannyasi Thakur” (señor monje).

Nabin Kali Bhattacharya

Su madre, Nabin Kali Bhattacharya, era una mujer virtuosa y bondadosa de quien su hijo heredó las cualidades de una extraordinaria compasión y ternura.

La gran alma, a quien más adelante sus niños espirituales conocerían afectuosamente como “Baba”, mostró un destino espiritual extraordinario desde muy niño.

 Cuando apenas contaba con cuatro años y medio de edad, el pequeño ya había memorizado todos los miles de puja mantras del Hinduismo con solo escuchar a su padre, Sri Haripada Bhattacharya, recitarlos algunas veces. Guiado por su padre, creció para convertirse en un joven versado en todas las escrituras del mundo y las ramas del conocimiento espiritual – los Vedas, losUpanishadas, el Bhagavad Gita, la Biblia, elCorán, etc., así como un conocedor de astrología, astronomía, lectura de la mano, tantra y varios sistemas de yoga.

Sri Bijoy Krishna Chattopadhyaya

A la edad de 12 años Robinarayan recibió iniciación en el camino del jñana yoga, por parte del reconocido maestro Sri Bijoy Krishna Chattopadhyaya, tras haberlo visitado un par de veces en compañía de su hermano Pareshnath y un cuñado, los dos discípulos de él.

Discípulo de Swami Trailinga de Benares, Bijoy Krishna Chattopadhyaya fue conocido como “Howrah Thakur” debido a que vivía en el suburbio de Howrah en Kolkata.

Entrando en el camino del Kriya Yoga

Swami Shriyukteshwar Giri

In 1932 fue a conocer al gran maestro de Kriya, Swami Shriyukteshwar Giri en su ashram de Serampore, Bengala Occidental. Complacido con las inclinaciones espirituales del joven Robinarayan, Shriyukteshwarji lo inició en el Kriya Yoga, le enseñó astrología cósmica y le suplicó que fuera a vivir a Karar, su ashram en Puri, Orissa. Debido a obligaciones profesionales y familiares Robi no pudo complacer los deseos de su maestro sino hasta seis años más tarde.

Paramahamsa Yogananda

Cuando Paramahamsa Yogananda regresó a la India de Estados Unidos en 1935, Robinarayan fue bendecido al ser testigo de su estado de samadhi.

Aconsejado por Shriyukteshwarji, fue iniciado por Yoganandaji en el segundo Kriya.que pretium

En 1938 renunció al mundo y se internó en el ashram de Karar de su maestro en Puri, Orissa, comenzando la vida de un monje ascético como Brahmachari Robinarayan.

Sri Anandamoyee Ma

Durante su tiempo en Puri, tuvo la gran fortuna de conocer y recibir las bendiciones de muchos grandes maestros como Sri Anandamoyee Ma.

La Madre, quien también tenía un ashram en Puri, cariñosamente solía llamarlo “Sahib Baba” ya que lo había conocido antes de convertirse en monje, cuando todavía se vestía con ropa moderna occidental.

Nanga Baba Digambara Paramahamsa

También compartió mucho tiempo con Nanga Baba Digambara Paramahamsa, el gran maestro relizado “revestido de cielo” quien vivía en un extremo lejano de Puri, cerca del templo Lokenath. Este misterioso santo también es conocido como Totapuri, el gurú de Ramakrishna, y se dice que vivió 350 años.

Swami Satyananda Giri

En 1941 recibió la iniciación en el tercer Kriya, impartida por Swami Satyananda Giri, amigo de infancia de Paramahansa Yogananda y en ese entonces Director del ashram de Karar.

Entre 1943-1945 él recibió las más altas iniciaciones en Kriya de Shrimat Bhupendranath Sanyal, el famoso padre de familia discípulo de Lahiri Mahasaya.

La revelación

Hacia mitad de los 40, un yogui joven, anónimo y misterioso apareció en el ashram de Karar y le reveló la técnica más secreta de samadhi. Durante este período alcanzó seis estados de samadhi.

En 1948 después de permanecer en silencio y reclusión en su celda durante once años y medio logró el estado de nirvikalpa samadhi la más alta realización espiritual sin pulso y respiración lograda por un yogui dedicado.

Babaji Maharaj

Unos meses más tarde, en 1941, mientras aún se encontraba recluido en su celda monástica, alcanzó el doble de la visión del imperecedero yogui Babaji Maharaj, quien lo bendijo y le profetizó que su misión era difundir al mundo entero el mensaje original de los maestros del Kriya Yoga.

En 1951 Paramahansa Yogananda le confirió el poder de iniciar a los que buscaban sinceramente el camino del Kriya Yoga. De ahí en adelante, inició cientos de personas en toda la India.

Madre Kali

Casi todas las noches lo encontraban meditando ante la Madre Kali, un aspecto de la Divina Madre que no tiene forma, la cual era la deidad que presidía en su celda monástica.

El 27 de septiembre de 1958, la Divina Madre se apareció ante él y lo bendijo con su fulgor sagrado, confirmándole su misión divina para la elevación espiritual del mundo.

Swami Bharati Tirtha

En mayo 27 de 1959 hizo los votos desannyas (iniciación monástica) ante Swami Bharati Tirtha, el Shankaracharya de Puri (una bendición excepcional!) y recibió el nombre de Swami Hariharananda Giri. Swami Bharati Tirtha fue un autor prolífico en las matemáticas védicas y tuvo el cargo de Shankaracharya (Pontífice) de la matemática Govardhan, Puri, de 1925 a 1960.

La misión

Desde 1960 a 1974 Swami Hariharananda viajó por toda la India llevando el mensaje de Kriya Yoga.

1974 marcó su primer viaje a Occidente a donde volvería cada año para difundir el mensaje del Amor Divino a través de la conciencia del Dios interior. Viajó incansablemente por todo el mundo (Europa, Sur América, Estados Unidos y Canadá en donde fundó numeroso centros y ashrams) hasta pocos años antes de su mahasamadhi (salida consciente del cuerpo para fundirse con Dios) en 2002 a la edad de 95 años.

Sus monjes y acharyas, a quienes entrenó amorosamente a través de los años, continúan su noble misión.

La vida de un maestro espiritual se caracteriza por su forma sencilla de vivir y por pensar alto y, toda la vida de Paramahamsa Hariharananda fue excepcional en este sentido. Desde su infancia nunca exhibió ira, orgullo, crueldad, insinceridad ni ninguna otra cualidad negativa. El propósito de su vida siempre fue amar y guiar a la gente. Quienquiera que haya estado en contacto con el siempre recibió su amor, afecto y aprecio.

Inició a muchos gobernantes, vicepresidentes y altos funcionarios junto con pobres y pordioseros, hombres y mujeres, para él todos eran iguales. Se encontraba libre de todo, se movía sin fricción a través de las muchas religiones y tradiciones espirituales del mundo y su vida, mensaje y perspectiva eran tan solo la Unidad.

El más simple y rápido regreso a casa

Kriya Yoga es una técnica simple, práctica y científica de meditación que conduce a la realización de Dios. Es no-sectaria, la pueden practicar personas de todas las religiones y creencias. Brinda un desarrollo simultáneo de cuerpo, mente, intelecto y el alma.​

Kriya es una palabra compuesta de la raíz sánscrita kri, que significa “acción “, y ya, “alma” o “Dios.” Yoga significa “unión”. Kriya Yoga es por lo tanto, el arte y la ciencia de lograr la unión divina al presenciar el alma como el único hacedor de todas las acciones. El poder viviente de Dios, prana, o fuerza vital, dentro de nosotros hace el trabajo. Si en todo momento sentimos que no somos el hacedor, que sólo Dios o la Fuerza Cósmica es el hacedor, entonces la acción se convierte en adoración, y conseguimos la liberación constante. Dios realmente significa nuestro Yo verdadero, nuestra realidad interior, es la conciencia pura que todo lo impregna, que se manifiesta en el practicante después de aprender a entrar en el vacío del silencio interior, la verdadera meditación.

No es necesario creer en Dios o seguir una religión para practicarlo. Kriya Yoga no es una religión, es una ciencia espiritual basada en verdades empíricas verificables, una práctica sistemática que ofrece resultados cuantificables. Paramahamsa Hariharananda (1907-2002), el último maestro de Kriya Yoga realizado en Dios, solía decir: “Si tomas una respiración muy corta y fijas tu atención en la fontanela, verás la luz”. A través de las técnicas del Kriya se obtienen calma corporal, paz mental y un corazón amoroso, esenciales para poder acceder a un estado de meditación verdadera.

“La meditación es el arte de retirarse en silencio en la fuente de la vida, es como si tu cuerpo estuviera completamente reducido a cenizas. La meditación es ir más allá de la mente, los pensamientos, el ego y el sentido corporal, es ir al estado supremo, el estado sin forma”.
– Paramahamsa Hariharananda

La herencia sagrada del Kriya Yoga

El renacimiento moderno del Kriya Yoga comenzó en 1861 por Mahavatar Babaji y ha sido transmitido directamente al linaje actual de maestros Kriya — Lahiri Mahashaya, Swami Shriyukteshwar, Paramahamsa Yogananda y Paramahamsa Hariharananda — mediante el método de de enseñanza maestro-discípulo.

​El Kriya Yoga ha sido revivido como respuesta a los problemas del hombre moderno. Enseña cómo tener un estilo de vida y profesión activos, divertidos, creativos, al mismo tiempo que permanecemos completamente absortos en la paz interior del alma.

“La meditación Kriya Yoga es una técnica de acceso directo de la cultura del alma. El Kriya Yoga es una técnica tan simple, práctica que uno puede practicarla 24 horas al día. En cada momento, en cada respiración, en cada disposición o estado de ánimo, el buscador se siente unido con el poder de Dios en él.”

    – Paramahamsa Hariharananda

El proceso de iniciación

Para aprender el Kriya Yoga, el estudiante debe recibir una iniciación que sólo puede impartirla un yogacharya autorizado (profesor empoderado) que actúa como un transmisor de energía espiritual en nombre del linaje auténtico de los maestros del Kriya Yoga.

La iniciación en Kriya Yoga es un proceso sagrado en la que hay una purificación de los chakras, los órganos de los sentidos y el eje cerebro-espinal; seguido por un despertar de las cualidades ocultas del alma y una instrucción espiritual. Durante la iniciación, los buscadores aprenden a percibir la luz interna del alma, escuchar el sonido divino y sentir la sensación de movimiento divino.

El Kriya Yoga se basa en el control de la respiración

La respiración es el poder de Dios que mantiene el cuerpo y el alma juntos. Cada respiración es una acción, cuando se practica la respiración consciente, siendo testigo de la conexión del kri-ya se está llevando a cabo el prana karma, la acción de la fuerza vital. Este es el sacrificio de fuego real, la esencia del Kriya Yoga que purgará su karma pasado.

Hay cincuenta tipos de respiración, de las cuales cuarenta y nueve son extrovertidas e inquietas. Los antiguos yoguis declararon: “Así como es el aliento es la mente”. Sin embargo, la quincuagésima respiración es muy lenta y débil y llega naturalmente cuando uno está en meditación profunda debido a la calma extrema, y a que el metabolismo del cuerpo se reduce. Este es el aliento que conduce a la liberación.

“El control de la respiración es autocontrol, el dominio de la respiración es dominio de sí mismo, y la no respiración es la inmortalidad.”
– Paramahamsa Hariharananda

Esta conciencia del testigo se refina poco a poco con la práctica diaria de la metodología del Kriya que incluye algunas posturas físicas simples (asanas), ejercicios de concentración (dharana), el control de la fuerza vital (pranayama), meditación (dhyana) y la unión con Dios (samadhi). Lo que hace especial al Kriya es la capacidad de estar conectados con las cualidades internas del alma por estar siempre observando el sonido interior, la luz y la vibración, que llegan gradualmente con la práctica.

Venga, experimente por sí mismo, y compruebe si estas afirmaciones son verdaderas o no. Esa es la actitud ideal del buscador espiritual.

Los grandes yoguis, los grandes maestros de la India, enseñaron un método para hacer girar ciertas corrientes alrededor de la columna y el cerebro. La columna es la única escalera por la que se puede ascender a la conciencia cósmica. Por medio del Kriya Yoga se efectúa el rejuvenecimiento físico y mental que conduce al despertar de los poderes y percepciones suprasensoriales latentes. Durante la meditación, nuestra conciencia y nuestra energía deben ser abstraídas de forma consciente de los sentidos y los músculos, y dirigidas hacia la columna. La práctica del Kriya Yoga magnetiza la columna al hacer circular la corriente de vida a lo largo y alrededor de ella, con lo cual esta fuerza vital se aparta de los sentidos y los órganos involuntarios y se concentra en la columna.
Durante la práctica del Kriya Yoga, toda la columna se convierte en un imán que atrae las corrientes corporales y las aleja de los sentidos y los nervios. La glándula pituitaria, centro de la voluntad, se convierte en el polo positivo; el plexo coccígeo, en el polo negativo. La corriente que se crea por la continua inhalación y exhalación se convierte en un imán de energía que atrae más energía del sistema nervioso y de la fuente cósmica hacia la columna. La técnica Kriya transfiere nuestra atención de las sensaciones de la vista, el olfato, el sonido, el gusto y el tacto a percepciones más sutiles en la columna y el cerebro. El devoto penetra automáticamente dentro de sí mismo y experimenta la sensación divina del sonido, la vibración, la sensación de pesadez por encima de la frente, la visión del resplandor de la luz en el cerebro medio, y se absorbe en la meditación. Por esta razón, la técnica de Kriya Yoga es el fundamento en la búsqueda de la iluminación. Gracias a que toda la conciencia se centraliza en la columna, el cerebro se aclara y tranquiliza.
No hay nada comparable a la relajante sensación de gozo percibida en la columna. Haciendo circular la fuerza vital alrededor de la columna una vez, como es usual en Kriya Yoga, el devoto puede efectuar un cambio en el cerebro y el cuerpo, cambio que normalmente es posible en un año de existencia libre de enfermedades, con una alimentación cuidadosa y absorción de energía solar. Cada paso de esta corriente alrededor de la columna vertebral equivale al efecto de la luz solar durante 365 días.El Kriya Yoga es un instrumento por medio del cual se puede acelerar la evolución humana. Los santos de la India descubrieron que cualquier efecto corporal sobre el cerebro es un proceso lento, pero que un cambio efectuado por el cerebro en el cuerpo es inmediato. Por lo tanto, el proceso de enviar la fuerza vital alrededor de la columna vertebral y al cerebro produce un efecto inmediato y acelera la evolución. Si tomamos ese cuerpo como nuestro laboratorio, podemos hacer experimentación sistemática y comprender el profundo significado y la eficacia del Kriya Yoga.

Así como al hacer contacto con una corriente eléctrica el organismo vivo experimenta una sensación de hormigueo, también el devoto experimenta en su cuerpo la iluminación divina, el sonido divino y la vibración divina poco después de practicar esta técnica científica del Kriya Yoga. Esta es la experiencia del despertar de la supraconciencia, el estado intuitivo de meditación. Estamos buscando una experiencia de Dios que sea tangible. A partir de esta experiencia directa, la devoción a Dios se vuelve más profunda; sentimos en nuestro interior la presencia y la vivencia del Señor Supremo. Si logramos mantener este estado supraconsciente todo el tiempo, entonces podremos alcanzar rápido el estado de conciencia cósmica.

Cada vez que practicamos Kriya Yoga bajo la guía directa de un maestro espiritual realizado, se opera un cambio en todo nuestro sistema. Nuestro poder cerebral y nuestra receptividad mental se expanden. La técnica del Kriya Yoga puede darnos resultados matemáticos proporcionales a la intensidad y profundidad de nuestra práctica. Es muy eficaz para acelerar la evolución y es la esencia y síntesis científica de todos los yogas enseñados en la India. No sólo es una ciencia antigua, sino una profunda filosofía de vida que, cuando se cultiva, puede moldear y dirigir mejor la vida de la humanidad en esta Tierra.

5. Paramahamsa Hariharananda2

Rabindranath Bhattacharya nació el 27 de mayo de 1907 en la aldea de Habibpur, en las orillas del río Ganges, en el distrito de Nadia, Bengala occidental, a 65 km. de Kolkata. Nadia es considerado un lugar sagrado ya que muchos santos y sabios nacieron allí.
Fue el décimo hijo de Sri Haripada Bhattacharya, un respetado sacerdote, astrólogo y sanador, quien había adivinado el destino especial de su décimo hijo y solía llamarlo cariñosamente “Sannyasi Thakur” (señor monje).
Su madre, Nabin Kali Bhattacharya, era una mujer virtuosa y bondadosa de quien su hijo heredó las cualidades de una extraordinaria compasión y ternura.
La gran alma, a quien más adelante sus niños espirituales conocerían afectuosamente como “Baba”, mostró un destino espiritual extraordinario desde muy niño.
Cuando apenas contaba con cuatro años y medio de edad, el pequeño ya había memorizado todos los miles de mantras de puja del Hinduismo con solo escuchar a su padre, Sri Haripada Bhattacharya, recitarlos algunas veces. Guiado por su padre, creció para convertirse en un joven versado en todas las escrituras del mundo y las ramas del conocimiento espiritual (los Vedas, los Upanishads, el Bhagavad Gita, la Biblia, el Corán, etc.), así como un conocedor de astrología, astronomía, lectura de la mano, tantra y varios sistemas de yoga. A la edad de once años tomó voto de celibato.

A la edad de 12 años Rabindranath recibió iniciación en el camino del jñana yoga, por parte del reconocido maestro Sri Bijoy Krishna Chattopadhyaya, tras haberlo visitado un par de veces en compañía de su hermano Pareshnath y un cuñado, los dos discípulos de él.
Discípulo de Swami Trailanga de Benares, Bijoy Krishna Chattopadhyaya fue conocido como “Howrah Thakur” debido a que vivía en el suburbio de Howrah en Kolkata.
En 1932 fue a conocer al gran maestro de Kriya, Swami Shriyukteswar Giri en su ashram de Serampore, Bengala Occidental. Complacido con las inclinaciones espirituales del joven Rabindranath, Shriyukteswarji lo inició en Kriya Yoga, le enseñó astrología cósmica y le suplicó que fuera a vivir a Karar, su ashram en Puri, Orissa. Debido a obligaciones profesionales y familiares Rabindranath no pudo complacer los deseos de su maestro sino hasta seis años más tarde.
Cuando Paramahamsa Yogananda regresó a la India de Estados Unidos en 1935, Rabindranath fue bendecido al ser testigo de su estado de samadhi.
Aconsejado por Shriyukteswarji, fue iniciado por Yoganandaji en el segundo Kriya.
En 1938 renunció al mundo y se internó en el Karar Ashram de su maestro en Puri, Orissa, comenzando la vida de un monje ascético como Brahmachari Robinarayan.
Durante su tiempo en Puri, tuvo la gran fortuna de conocer y recibir las bendiciones de muchos grandes maestros como Sri Anandamoyee Ma.
La Madre, quien también tenía un ashram en Puri, cariñosamente solía llamarlo “Sahib Baba”, ya que lo había conocido antes de convertirse en monje, cuando todavía se vestía con ropa moderna occidental.
También compartió mucho tiempo con Nanga Baba Digambara Paramahamsa, el gran maestro realizado “revestido de cielo” quien vivía en un extremo lejano de Puri, cerca del templo Lokenath. Este misterioso santo también es conocido como Totapuri, el gurú de Ramakrishna, y se dice que vivió 350 años.

278553_10150250185311644_687616643_7927428_4912141_o

En 1941 recibió la iniciación en el tercer Kriya, impartida por Swami Satyananda Giri, amigo de infancia de Paramahansa Yogananda y en ese entonces Director del Karar Ashram.
Entre 1943 y 1945 él recibió las más altas iniciaciones en Kriya de Shrimat Bhupendranath Sanyal, el famoso padre de familia discípulo de Lahiri Mahasaya.
En 1944, un yogui joven, anónimo y misterioso apareció en el Karar Ashram y le reveló la técnica más secreta de samadhiDurante este período alcanzó seis estados de samadhi.
En 1948, después de permanecer en silencio y reclusión en su celda durante diez años logró el estado de nirvikalpa samadhi, la más alta realización espiritual lograda por un yogui dedicado.
Unos meses después, en 1949, recluido en su celda monástica, alcanzó la visión del inmortal yogui Babaji Maharaj, quien lo bendijo y le profetizó que su misión era difundir al mundo entero el mensaje original de los maestros de Kriya Yoga. En esa ocasión, debido a que durante todos esos años era muy raro que el silencioso Brahmachari Robinarayan hablara, y sabiendo que nadie había entrado a su habitación, algunos discípulos del ashram se acercaron detrás de su puerta cerrada para escuchar qué pasaba. Minutos después de la partida de Babaji Maharaj, al salir Br. Robinarayan de su habitación, preguntó a los que allí estaban si habían visto a alguien pasar. Entonces Swami Sebananda, el encargado del ashram, le dijo que vió la puerta abrirse pero que no vio a nadie salir, aunque escuchó las últimas palabras que el Visitante había dicho.

En 1951 Paramahansa Yogananda le confirió el poder de iniciar a los que buscaban sinceramente el camino de Kriya Yoga. También recibió autorización de Bhupendranath Sanyal para iniciar y enseñar Kriya. De ahí en adelante, inició cientos de personas en toda la India.
Casi todas las noches lo encontraban meditando ante la Madre Kali, un aspecto de la Divina Madre que no tiene forma, la cual era la deidad que presidía en su celda monástica.
El 27 de septiembre de 1958, la Divina Madre se apareció ante él y lo bendijo con su fulgor sagrado, confirmándole su misión divina para la elevación espiritual del mundo.
El 27 de mayo de 1959 hizo los votos de sannyas (iniciación monástica) ante Swami Bharati Tirtha, el Shankaracharya de Puri (una bendición excepcional!) y recibió el nombre de Swami Hariharananda Giri.


Paramahamsa-Hariharananda-Yogi-Sarveshwarananda-Giri

 

Desde 1960 a 1974 Swami Hariharananda viajó por toda la India llevando el mensaje de Kriya Yoga.
Bajo el impulso de Babaji Maharaj, Paramahamsa Hariharananda comenzó a viajar al occidente en 1974, ya que Babaji sintió que la conciencia occidental ya había evolucionado lo suficiente para recibir las enseñanzas completas de Kriya Yoga.
En numerosas ocasiones entraba en samadhi, el extático estado sin pulso ni respiración, delante de muchos discípulos reunidos.
Viajó incansablemente por todo el mundo (Europa, Sudamérica, Estados Unidos y Canadá en donde fundó numeroso centros y ashrams) hasta pocos años antes de su mahasamadhi (salida consciente del cuerpo para fundirse con Dios) el 3 de diciembre de 2002 a la edad de 95 años.

Paramahamsa Hariharananda estuvo completamente libre de cualquier dogma religioso o credo sectario. Su perspectiva estuvo reflejada en su planteamiento científico de la enseñanza del Kriya Yoga. Toda su vida estuvo orientada y enfocada en la enseñanza espiritual.
Sus monjes y acharyas, a quienes entrenó amorosamente a través de los años, continúan su noble misión.

BABA-SCH12

por: Paramahamsa Hariharananda

En la actualidad, la gente de todo el mundo, especialmente en los países occidentales, está extremadamente ocupada con el dinero, el sexo y la comida. Eso es bueno, muy bueno. Pero deberían saber: “¿quién está ganando el dinero? ¿quién está disfrutando el sexo, y quién está comiendo?” Todas las personas mundanas, ricos y pobres, educados e iletrados, hombres de negocios y científicos, todos piensan: “Nuestro cuerpo está trabajando.” Pero en la práctica eso no es cierto.
Si el poder de Dios no inhalara la respiración desde adentro, nadie podría ganar dinero, nadie podría disfrutar del sexo, nadie podría hacerse rico o comer deliciosa comida. Si el Ser interior no inhalara la respiración, serían solo cuerpos muertos. Así que deberían saber que el Ser interior, que permanece adentro, es el único hacedor en el cuerpo humano. Y es El quien realiza todas las acciones a través de nuestro cuerpo mediante la respiración. Así como sin el sol habría oscuridad, así también nadie podría actuar sin la presencia del alma (sol) en el cuerpo. La presencia del alma en el cuerpo nos permite funcionar. El alma es más importante que el sol, porque sin el alma nadie podría siquiera ver el sol. Sin el alma sólo somos un cuerpo muerto, y un cuerpo muerto no puede realizar ninguna acción. Esa alma-sol es quien realiza todas las acciones a través de nuestro cuerpo. Pero todos ignoran el alma, pensando que sólo el cuerpo está trabajando.

En cada cuerpo humano hay dos cuerpos: uno es el cuerpo denso (físico), y el otro es el Ser interior. El Ser está constantemente inhalando la respiración. Es debido a ésto que nosotros podemos ver, oir, hablar, oler, trabajar y caminar. Todo es hecho por el Ser interior. En las Escrituras, en el Bhagavad Gita, capítulo 2, verso 40, está escrito:
svalpam apy asya dharmasya
trayate mahato bhayat
Si todos los seres humanos -ricos y pobres, educados e iletrados, hombres de negocios y científicos, toda clase de personas- meditaran por un corto período, solo de 5 a 10 minutos, serían libres de toda clase de problemas, preocupaciones, ansiedades, trampas y defectos. Serían libres del miedo a la pobreza, del miedo a la pérdida de prestigio, del miedo a las enfermedades y del miedo a la muerte. Todos los seres humanos nacen para la realización de Dios. Dios lo impregna todo y es omnipresente, así que El se encuentra en todas partes, en cada ser humano, incluso en el vacío, en el aire, el fuego, el agua y la tierra.
El significado detallado de este verso es:
svalpam apy asya dharmasya
trayate mahato bhayat

svalpam significa muy pequeña
apy significa también
asya significa de ésta
trayate significa te salva o te libera
mahato significa de grandes
bhayat significa temor
dharmasya significa religión

La traducción de este verso es: si meditas por un corto período, de 5 a 10 minutos, con seguridad te liberarás de grandes frustraciones, del miedo por el dinero, del miedo a la pérdida de prestigio, del miedo a las enfermedades y del miedo a la muerte. (Estos cuatro temores son mahato bhayat.)
El verdadero significado de dharmasya es éste: dharma es dheri dhatu-man, que es el poder de la respiración que es inhalada por el poder de Dios; a ésto se lo llama dharma. El poder de Dios, que es quien inhala la respiración a través de nuestros orificios nasales, es la razón por la que nuestro cuerpo aún permanece en el mundo. Si el poder de Dios no inhalara la respiración, seríamos cuerpos muertos y no podríamos hacer nada. El está protegiendo y preservando nuestro cuerpo. Así que como El es el único hacedor, deberíamos observarlo a El en todas nuestras acciones. A ésto se lo llama dharmasya, religión, meditación. Significa ser libre de la mente, pensamientos, sentido del cuerpo y sentido del mundo. Solo sentirás el poder viviente de Dios moviéndose en todo tu ser. Estarás escuchando el sonido divino y permanecerás en el estado de conciencia cósmica. Esto significa que estarás en la luz y no en la ignorancia.
Entonces, svalpam apy asya dharmasya, una pequeña meditación, trayate mahato bhayat, te liberará del miedo a la muerte, de las preocupaciones, ansiedades, trampas, problemas, del miedo a la pobreza, a la enfermedad y a la pérdida de prestigio.

Hay muchos caminos hacia la realización divina, pero Kriya Yoga es el camino más directo, la técnica más rápida mediante la cual en 4 a 5 minutos te liberarás de tu mente, pensamientos, intelecto, ego, sentido del cuerpo y del mundo. Estos no permanecerán, y alcanzarás el nivel de lo Sin Forma, la paz y la calma profunda, que es el estado divino. Nunca has sentido ésto en tu vida, pero deberías venir, percibirlo y probarlo. Solo la técnica de Kriya Yoga, que es enseñada por Babaji, Lahiri Baba y Sri Yukteswarji, es la auténtica y original técnica. Nosotros estamos enseñando esa técnica.

¿Qué es Kriya Yoga? Toda tarea que realizas es “kri”, y “ya” significa tu ser interior, que es quien realiza todas las acciones. Así que por la práctica de la técnica de Kriya Yoga conseguirás estar permanentemente consciente del ser interior. Muchas personas meditan, veneran, y buscan a Dios de muchas maneras. Pero cuando se sientan a meditar, tienen muchos pensamientos y ansiedades. Esto es meditación adulterada, y así nunca pueden tener una meditación concentrada. La realización divina no es posible si la mente no se encuentra absorbida completamente en el Ser. Aquéllos que practican una meditación adulterada, deberían preguntarse a sí mismos qué es lo que consiguen con su meditación. No consiguen nada, y entonces su vida cotidiana es insatisfactoria, llena de ira, orgullo y ansiedad. No tienen dulzura, amabilidad, pureza ni perfección. Solo tienen frustración y desarmonía. Así el amor no florece, y el lazo entre amigos no es fuerte. Así que no tienen un cambio espiritual en su vida.
Pero a través del poder de un maestro realizado alcanzarás una profunda calma, que es el estado divino. Dentro de sólo 2 a 5 minutos percibirás sin duda la sensación del movimiento viviente de Dios en las 50 partes de tu cuerpo. En el dia de la iniciación tendrás una nueva percepción divina de tu vida.

Kriya Yoga es una técnica tan buena. Con sólo magnetizar la espina puedes transformar tu energía vital en radiante y poderosa energía divina, la cual acelera tu cambio físico, mental, intelectual y espiritual. Y en cada paso de tu vida sentirás que hay dos personas trabajando en tí. Una es tu alma, el Ser interior, y la otra es tu cuerpo físico. En toda tarea que estés haciendo de acuerdo con tu destino, tendrás una conciencia homogénea. Eso significa que sentirás que tú y tu Ser interior están trabajando juntos. Cuando sientas que el alma es la única hacedora, automáticamente cuando practiques esta técnica, en sólo 2 minutos, te podrás liberar de la mente, de pensamientos, del intelecto, del ego, del sentido del cuerpo y del mundo, y alcanzarás el verdadero estado sin forma y la paz. Tendrás la sensación del movimiento viviente del poder de Dios moviéndose en todo tu cuerpo, desde arriba hasta abajo, en las 50 partes de tu cuerpo, en las 108 partes de tu cuerpo; en todas partes lo verás moviéndose y moviéndose hasta el infinito. Y, junto con ésto, alcanzarás la calma profunda, que es el estado divino. Y escucharás el sonido divino -el verdadero lenguaje de Dios- en todas partes. El mantra que recibes de tu Gurú y que escucharás siempre dentro de tí. Ese mantra no lo deberás cantar con la boca, sino que lo escucharás automáticamente. Escucharás el espontáneo sonido de Dios.
En las Escrituras está escrito:
naeva bacha, na monosa pratum saka, na, chakshusa
(Katha Upanishad 2:3:12)

No puedes conocer a Dios por palabras, porque si El no inhalara la respiración, no podrías hablar. No podrías ver, ni oír, ni tocar. Sólo a través de la práctica de Kriya Yoga, puedes bloquear tus cinco sentidos en 2 minutos. Puedes alcanzar la realización divina. El Sin Forma no puede ser percibido por lo que tiene forma. Cuando sientes ira, en ese momento no sientes deseo sexual. Cuando sientes deseo sexual, en ese momento no sientes ira. De la misma forma, cuando tienes la mente puesta en las cosas del mundo, los pensamientos, intelecto y ego, ésto no es meditación. Es solo meditación formal. Estás practicando la técnica mecánicamente y no estás recibiendo la percepción divina.

La palabra meditación significa dhyana. El significado de dhyana es dhyana samlina ntonasa nibisayam manaha. Esto significa que tu mente, pensamientos, intelecto, y ego, desaparecerán completamente y no tendrás conciencia del mundo. A ésto se lo llama verdadera dhyana, meditación. Pero generalmente las personas cantan, hablan, o hacen adoración arrojando flores, y dicen “ésto es nuestro dhyana, ésta es nuestra meditación”. Pero en la práctica no pueden alcanzar el estado sin forma rápidamente. Les llevará años.
Pero la técnica de Kriya Yoga es una gran técnica. Una onza de práctica vale más que toneladas de teorías. Cuando las personas duermen, en ese momento no tienen pensamientos; no saben en dónde están. Similarmente, si practicaran Kriya Yoga, en 2 minutos ya no tendrán conciencia del mundo. Solo sentirán la divinidad en su interior.
Al magnetizar tu espina puedes transformar tu energía vital en radiante y poderosa energía divina, la cual acelera tu cambio físico, mental y espiritual. Por la práctica de Kriya Yoga millones de células se rejuvenecerán y regenerarán. Todo tu cuerpo estará nuevo y saludable. No tendrás problemas cardíacos ni parálisis. En nuestro sistema cardiovascular hay millones de células muriendo en sólo 2 minutos. Tu lóbulo frontal es donde se almacenan tu educación y tus experiencias, con los cuales adquieres una rápida comprensión y agudo ingenio. Esta es tu situación, tu nivel y tu capacidad mental permanecerán. Así que mediante la práctica de esta técnica, al tocar tu frente contra el piso, inmediatamente las células que han muerto recibirán poder, rejuvenecerán y volverán a regenerar su energía. Así que esta técnica de Kriya Yoga te permitirá evitar las drogas, la intoxicación. No pegarle al caballo cansado.

Si practicas Kriya Yoga por 5 minutos, tu poder se rejuvenecerá y conseguirás un desarrollo completo, tu hígado y todas las glándulas permanecerán perfectas. Tendrás una larga vida sin problemas de hígado, ni cardíacos ni enfermedades. Tu Gurú seguirá siendo tu propio Gurú. Tu mantra será el mismo. Yo no soy tu gurú. Yo solo purificaré las 108 partes de tu cuerpo, y en 5 minutos sentirás la vibración del movimiento divino de tu Ishta-deva en todo tu cuerpo. Conseguirás la calma, que es el estado divino, y sentirás un cambio divino constante en tí. Kriya Yoga se basa en el control de la respiración. Hay muchos modos de respiración. Durante la pasión, la ira o el sueño tienes diferentes modos de respiración. De la misma manera, la meditación también tiene un diferente modo de respiración. Chala batha chalat cittam. Si tu respiración es larga entonces estás inquieto. Nish-chala, nishchalo bha-bet: está escrito en los Vedas, y cuando tu respiración sea muy débil, entonces tendrás meditación. Así que durante el período de meditación tu respiración será muy débil y conseguirás una profunda calma, como si no supieras en dónde estás sentado y lo que estás haciendo. Sólo cualidades divinas. La sensación de movimiento del poder de Dios será percibida en todo tu cuerpo, incluso en todo el mundo, y con ese poder podrás alcanzar la realización de Dios. El control de la respiración es auto-control. El dominio de la respiracón es el dominio de sí mismo. El estado sin respiración es el estado de la inmortalidad.

A través de la práctica de esta técnica, puedes purificar todo tu cuerpo y estar continuamente consciente de tu ser interior. Cuando ganes dinero, sentirás que es el poder de Dios quien gana el dinero a través de tu cuerpo; cuando disfrutes del sexo, sentirás que Dios es tan bueno contigo que es El quien te permite disfrutar del sexo. También al comer, podrás juzgar qué comida y bebida consumirás. Así como si no estuviera el sol no podrías trabajar en la oscuridad, así también sin tu sol-alma no podrías hacer ninguna tarea. Por el poder de esta técnica, serás capaz de evitar la mala alimentación, las drogas nocivas y las propensiones negativas. Realizarás tus tareas y sentirás siempre que es el poder de Dios quien las está realizando. Esto es estar permanentemente consciente de Dios en tu vida diaria y también es liberación constante para tí. El trabajo es adoración.
Quienquiera que seas, deberías pensar profundamente sobre tu excelente salud y larga vida. Para llegar a los 100 años de vida necesitas estar constantemente alerta de tus 7 centros. El primer centro, el segundo centro, y el tercer centro, ésto es dinero, sexo y comida, les producen a los seres humanos diferentes problemas, como enfermedades, problemas estomacales, desórdenes intestinales, indigestión. El beber alcohol también produce algunos problemas en el cerebro y problemas de hígado. Por la excesiva comida muchos tienen problemas cardíacos en un corto tiempo, y a la edad de 40 o 45 están muriendo. Muchos son muy ricos: tienen edificios de varios pisos, miran televisión y repentinamente mueren. El centro del corazón, el cuarto centro, está lleno de orgullo, ira, vanidad, ego, falta de rectitud y egoísmo. Debido a ésto, las personas tienen problemas cardíacos. Puedes ser rico y vivir 100 años de manera divina, si practicas Kriya Yoga.
Acerca de la alimentación espiritual, está escrito en el Bhagavad Gita, capítulo 17, verso 8, que debes comer ghee (mantequilla clarificada), frutas, leche, miel, crema, proteínas, tofu. También sobre la comida está escrito en el Bhagavad Gita, capítulo 6, verso 17, que debes comer y beber de manera moderada, y ser también moderado en el placer, en el dormir, y en la contemplación -lo que puedas tolerar fácilmente-; ésto te dará buena salud.

En las Escrituras, Isa Upanishad, 2° verso, está escrito:
kurvan eva iha karmini
jijivesec chatim samah
Esto significa que deberías vivir 100 años. El poder de Dios se encuentra dentro de tí. Si tomas una respiración corta, tendrás larga vida. El elefante respira 3 veces por minuto, y entonces vive 200 años. También el caimán, el cocodrilo, la tortuga, respiran 2 o 3 veces por minuto. El perro está siempre corriendo y respirando mucho, y viven solo 12 años. Así que si controlas tu respiración y practicas esta técnica, serás alguien verdaderamente educado, serás realmente feliz, y tendrás dinero al mismo tiempo. En todas partes sentirás el poder de Dios. Debes observar si estás controlando tu respiración. Por este control de la respiración podrás evitar las cualidades negativas. Incluso muchas cosas innecesarias las personas podrán evitar.

Para vivir 100 años necesitas estar permanentemente consciente de tus 7 centros. Así que si practicas esta técnica por solo 5 minutos, sin duda tendrás una larga vida, excelente salud, paz, prosperidad, una rápida comprensión, aguda inteligencia y una permanente conciencia del ser interior. Esto es lo principal en la vida. Pero como ves, los seres humanos no tienen paz, solo inquietud. Por la práctica de esta auténtica técnica de Kriya Yoga, con sólo de 5 a 10 minutos, si la practicas diariamente, conseguirás todo. En cada paso y en cada momento sentirás “Yo no soy yo, yo soy ese verdadero Yo, El y yo somos uno y siempre hemos sido uno”. Y ésto es suficiente. Siempre sentirás que el poder de Dios que permanece en todo el mundo está “sólo para mí, sólo para mi alegría. Dios es tan bueno. El lo penetra todo, es omnipresente, omnisciente”. Entonces lo podrás ver a El en la comida. En todas las cosas podrás sentir el poder viviente de Dios, y entonces siempre observarás dos cosas al mismo tiempo. El cuerpo y el alma son uno: ham y sa son uno. Gu y ru son uno.

Kriya Yoga es una técnica muy simple. No hay esfuerzos que produzcan dolor. No necesitas hacer ningún ejercicio riguroso. Mantendrá tu cuerpo en excelente estado, hermoso y brillante, y tendrás una larga vida con excelente salud. Muchas gracias.
AUM