Tenemos sed de soluciones reales que harán una diferencia positiva frente a la enorme gama de nuestros problemas contemporáneos — opciones de alimentos insanos, contaminación, violencia, modelos educativos obsoletos, agricultura destructiva, medicina peligrosa, tasas de divorcio en aumento, crisis económica, etc.

Esta es la idea detrás de “El Arte de la Paz” – encontrar la aplicación práctica de las tradiciones de sabiduría del mundo a la luz de las últimas investigaciones científicas.

Si, como Francois Rabelais dijo en 1532, “Ciencia sin conciencia es sino la ruina del alma”, es igualmente cierto que, como mi propio maestro Paramahamsa Hariharananda dijo: “Si la espiritualidad no es práctica, es completamente inútil”. Tenemos que aprender de ambas visiones del mundo.

Comentarios